Páginas

jueves, 20 de abril de 2017

ROPA VIEJA DE ATÚN

INGREDIENTES:

Latas de atún o atún fresco
Cebolla
Ajos
Garbanzos  guisados
Papas
Pimiento rojo
Salsa de tomate
Aceite
Orégano
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Esta receta la preparas según los comensales. Por ejemplo yo abrí 5 latas pequeñas de atún (al natural), un bote y medio de garbanzos (si los compras de paquete ya sabes, en remojo el día anterior, y los guisas), y tres o cuatro papas grandes.
Partimos las papas en cuadritos y las freímos. Reservamos.
En un caldero al fuego echamos todo cortado, la cebolla, el pimiento y  los ajos. Pochamos bien y le añadimos los garbanzos, (los mezclas un poco) luego las papas fritas,  el atún un poco desmenuzado (si lo tienes fresco, lo guisas primero o bien lo pasas por la plancha),  el orégano, tres o cuatro cucharadas de salsa de tomate y salpimentar. Revuelves bien con cuidado para que no se te desmenucen las papas, y sirves.

Este plato se puede hacer de varias maneras, y por supuesto al gusto.

miércoles, 15 de marzo de 2017

QUICHE DE CHAMPIÑONES

INGREDIENTES:

Champiñones naturales (no en latas)
Tiras de beicon
Cebolla
Pimiento
Ajos
Nata para cocinar (200mls.)
Huevos (3)
Sal
Queso rallado
Láminas de masa de hojaldre o quebrada (brisa)
Aceite
Sal
Orégano
Tomillo
Pimienta negra molida

PREPARACIÓN:

Primeramente, descongelamos la masa de hojaldre, quebrada o brisa (la que viene en láminas) o la que viene refrigerada.
Mientras tanto, vamos preparando una fritura con aceite, cebolla, ajos y pimientos. Cuando esté bien pochado, le añadimos las tiras de beicon, añadiéndole un poco de sal, el orégano, tomillo,  y un poquito de pimienta negra molida. Si os gusta otra especia, también la podéis añadir.  Sofreímos todo y apartamos.
En un bol aparte mezclamos la nata, los huevos y un poco de queso rallado.
Cogemos un molde redondo, le ponemos papel para horno y colocamos las láminas de la masa por los lados y por el centro, procurando que esté bien sellado. Le hacemos unos agujeritos con el tenedor para que no se infle.
Colocamos en el fondo un poco de queso rallado,  luego los champiñones que previamente los habremos lavado, escurrido
y quitado el pie. Los vamos colocando alrededor del molde boca abajo, y entre uno y otro, en medio el pie (córtale bien la base que siempre vienen con un poco de tierra). La fritura la mezclas con lo que preparamos en el bol, y se lo echas por encima y luego queso rallado por encima y un poco de orégano.
Lo introducimos en el horno precalentado a 170-180º, hasta que se dore y cuaje.

Como siempre, le puedes poner lo que quieras, o si no quieres hacer fritura, pues lo echas todo en crudo en la nata.
Hay que tener cuidado al partirla, porque como ya sabemos, los champiñones sueltan agua.

domingo, 29 de enero de 2017

TARTA DE GOFIO CON COBERTURA DE CHOCOLATE

INGREDIENTES:

Galletas (250 grs. más o menos)
Mantequilla (80 grs más o menos)
Cuajada (2 sobres)
Gofio
Azúcar
Leche (1 litro)
Nata para montar (200 ml.)
Chocolate de cobertura (200 grs)
Mantequilla (80 grs.)

PREPARACIÓN:

Trituramos las galletas, y las reducimos a migas. Un truco es ponerlas en una bolsa de plástico e irle pasando un rodillo. Les añadimos la mantequilla y vamos mezclando y formamos una pasta homogénea.
Cogemos el molde desmontable, le ponemos un papel de horno en el fondo (recortado circularmente a la medida de la base) y vamos echando la masa y aplastándola. Cuando hayamos acabado la metemos en la nevera para que endurezca.
Cogemos la leche, una pequeña parte la separamos para la cuajada. La otra parte la ponemos en el fuego con el azúcar y gofio al gusto (cuanto más gofio, más dura se queda). Le añadimos la cuajada disuelta ya en la leche, y vamos removiendo, con cuidado que no queden grumos, y dejamos que hierva, uno o dos minutos.
Cuando esté lo vertemos sobre la base de las galletas, y lo volvemos a dejar en la nevera para que cuaje un poco.
Para preparar la cobertura  ponemos la nata en el fuego, le echamos el chocolate de cobertura en trozos y la mantequilla, y dejamos que coja cuerpo.  Cuando esté, lo dejas entibiar, sacamos la tarta de la nevera, debe de estar un poco cuajada, y vertemos el chocolate, volviéndola a introducir en el refrigerador hasta que cuaje por completo.
Desmoldamos con cuidado cuando vayamos a servirla.
Por supuesto, si sabéis otro método para la cobertura, se puede hacer perfectamente, o bien siguiendo las instrucciones del fabricante del chocolate.
Si queréis estar segura de que os quede bien cuajada, le podéis añadir hojas de gelatina (ya sabéis, la hidratáis unos minutos, las escurrís y las echáis en fuego, en la mezcla).

Podéis ponerle también unas almendras en cubitos, por ejemplo, o echarle fideos de chocolate, etc.